Una selección de los mejores vídeos Montessori
Gimnasia  
El bebé anda solo:
"El bebé, con sus piernas totalmente libres, estará tumbado completamente y no balanceado arriba y abajo para divertirlo, como piensan muchas personas actuando de esta manera. No debe ser forzado a andar antes de tiempo. Cuando su tiempo llegará, se levantará solo y empezará a andar de forma espontanea". M. Montessori.
The advanced Montessori Method.1.
 
Periodo sensitivo del movimiento
La educación fisica

María Montessori contempló a la Educación Física como parte integrante en su método original con la denominación de Educación Gimnástica-Muscular (Montessori, 1912, p.137).

Dentro del Método (Montessori, 1964, p. IX) incluye las siguientes áreas de desarrollo:

Desarrollo motor.
Desarrollo sensorial.
Lenguaje y conocimiento del Mundo.
Escritura.
La Música y su lenguaje.
La Aritmética.
La Educación Moral.

Es importante reseñar el factor longitudinal (denominado Libertad) quizás más característico en este método, que es la libertad de acción del discente, su individualismo pedagógico.

(Ver fuente)

El método Montessori y sus áreas de desarrollo

 
El concepto de Gimnasia para Montessori

Dentro del capítulo IX de su Método (Montessori, 1912) describe pormenorizadamente la llamada Educación Muscular-Gimnástica.

En primer lugar considera tres ámbitos dentro de esta área:

La Gimnasia muscular, considerada así a la practicada en un gimnasio con aparatos.

La Gimnasia libre, a la efectuada sin aparatos.

La Gimnasia educacional, gimnasia sin lugar a dudas con un marcado carácter utilitario para el infante y la infanta.

La Gimnasia respiratoria.

 
La Gimnasia muscular:

Montessori considera muy anquilosado el ámbito gimnástico escolar en su época. Su marcado carácter higienista, rehabilitador y funambulista la aparta decididamente del ámbito escolar en su opinión. Su concepto de Gimnasia o educación muscular queda definido como una serie de ejercicios que ayudan al normal desarrollo de determinados movimientos fisiológicos, sin duda refiriéndose a movimientos utilitarios naturales en la vida del niño y de la niña (andar, respirar, entonar…). A través de este entrenamiento utilitario se fortalecerá al niño débil y se optimizarán sus labores cotidianas, tales como vestirse, abotonarse, atarse los cordones... Esta gimnasia sería fundamental de 3 a 6 años.

La antropometría del infante despierta en ella un gran interés. Como dato curioso ofrece datos de medida del perímetro pectoral (el pecho y la función respiratoria son reiterados en este capítulo de su obra). Asimismo ofrece datos de la estatura media en niños y niñas de 3 años (85 cms.) y de 6 años (105 cms.).1

Ejercicios descritos dentro de la Gimnasia muscular de Montessori. La marcha debe constituir una actividad prioritaria en la actividad física de los alumnos y alumnas. Propone la marcha dentro del gimnasio y sobre todo fuera, en el jardín del colegio. Propone un sistema de marcha a través de un camino diseñado junto a una valla perimetral al centro en el que los niños más pequeños puedan descansar en asientos o mejor aún y si es posible diseñando una valla en la que se suban los más pequeños y se apoyen en ella dejando colgar las piernas, balanceándolas. Propone esto mismo diseñado al gimnasio del centro.2
María Montessori en el jardín de una de sus escuelas romanas, la de Via Giusti.

Otro tipo de aparatos que debe tener el gimnasio serían:

El trampolín. Una especie de columpio, en el que el niño o la niña queden bien acoplados a él y en el que se impulsen con las piernas contra un murete y así cojan impulso para balancearse. Señala que se fortalecen las rodillas al extender las piernas.

El péndulo. Un juguete consistente en una pelota de goma colgada a una cuerda, que puedan golpear y enviarla a un compañero o una compañera o bien jugar solos y solas.

La cuerda. Se trata de dibujar con tiza en el suelo un hipotético camino para caminar sobre él y así potenciar su percepción espacial.

La escalerita redonda. Una escalera de madera en espiral apoyada en un lado en una balaustrada para descansar y en el otro lado abierta es utilizada para fortalecer las piernas a la hora de subir y bajar escaleras libremente sin utilizar el pasamanos.

La plataforma de saltos. Una base de madera con líneas pintadas para practicar diferentes tipos de saltos, pero enfocada al salto de longitud y de altura, al implementar en ella unas pequeñas gradas con varios niveles.

Las escalas de cuerda son también interesantes para fomentar la trepa, el equilibrio y la coordinación.
Además, el gimnasio debe ser utilizado para realizar acciones naturales tales como arrodillarse, caminar, saltar, levantarse…

 
La Gimnasia libre Se trata de actividades físicas sin aparatos. En estas clases aconseja dividir la actividad en dos partes. En la primera realizar marchas acompañadas con canciones, que además de potenciar la educación musical es beneficioso para los pulmones. Además de la marcha sugiere los juegos descritos por Froebel también acompañados por canciones. En la segunda parte de las clases aconseja el juego libre no dirigido, con pelotas, aros, saquitos y cometas.
 
La Gimnasia educacional Dos tipos de actividades son sugeridas en este ámbito gimnástico. Cultivar la tierra y cuidar de plantas y de animales, son junto a actividades cotidianas los elementos de este ámbito. Sin lugar a dudas es un ámbito utilitario enfocado a la interacción con aspectos de la vida diaria del infante. Comenta la autora que para ello se requieren diversas coordinaciones entre las que predominan las finas, relacionadas con la manipulación de objetos. Una serie de juguetes educativos fueron diseñados en las primeras escuelas para tal objeto (piezas de madera para alinear, para montar, para abotonar, piezas de piel para anudar con lazos, piezas en forma de gancho…)
   
Gimnasia respiratoria
La educación de la respiración es el último ámbito incluido en su método. Este tipo de ejercicios es practicado en las clases de literatura ya que son fundamentales para la lectura en voz alta.

Algunos ejemplos:

Boca abierta, lengua fuera y manos en las caderas.
Inspirar profundamente, levantando los hombros con rapidez y bajando el diafragma y espirar lentamente, bajando poco a poco los hombros, volviendo a la posición normal.
Ejercicios de respiración simple, acompañados con movimientos diversos, de brazos, etc…
Ejercicios para el uso adecuado de los labios, la lengua y los dientes, enfocados a la pronunciación de algunos sonidos fundamentales. Comenzar de forma grupal y terminar de forma individual. Por ejemplo pedimos al grupo que pronuncie en voz alta y con fuerza, la primera sílaba de una palabra. Después llamamos a cada niño por separado para que lo repita. A aquellos que tienen dificultades con la pronunciación se les alienta a repetirlo varias veces.

 
Consideraciones finales

Montessori se centra en la edad de 3 a 6 años aunque no lo estructure así en el capítulo dedicado a su Gimnasia, el séptimo de la obra referente, El Método Montessori (Montessori, 1912). De acuerdo a esto y si quisiéramos realizar un paralelismo, si cabe, con los métodos actuales, en primer lugar tendríamos que considerar programas psicomotores.

Blández (2005) describe su programa de Educación Física de base englobando tres áreas, habilidades perceptivas del propio cuerpo, del entorno y habilidades y destrezas básicas.

Si comparamos ambos esquemas podemos observar que tras observar un programa de Educación Física de base moderno, el de Montessori desarrolla capacidades muy variadas e incluidas en los tres ámbitos que Blández considera.

Notas  
En las curvas de crecimiento que ofrece la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, la media de estatura estaría en unos 10 cms. por encima de los datos de Montessori, hace ahora 100 años, ya que esta obra es de 1912, pero es traducción de su obra Il Metodo della Pedagogia Scientifica applicato all’educazione infantile nelle Case dei Bambini, de 1909.
Su primera escuela fue inaugurada en enero de 1907, en el barrio romano de San Lorenzo. Ese mismo año, en abril, y en el mismo barrio fue abierta una segunda Casa dei bambini o Casa de niños. En octubre de 1908 fue abierta otra en milán y en noviembre de ese mismo año, otra en Roma, siempre en barrios desfavorecidos. En enero de 1909 algunos orfanatos en la suiza italiana que habían adoptado el sistema de Froebel, fueron transformados en Casas de niños con la línea Montessori.
Este enfoque fonético sigue 100 años después vigente hoy en día en la enseñanza del lenguaje.
Bibliografía  
- Blández, J. (2005): La asignatura de Educación física de base y una propuesta de adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior. Barcelona: Inde.
- Montessori, M (1912): The Montessori Method. New York: Frederic A. Stokes Company.
- Montessori, M (1964): Dr Montessori’s own handbook. Cambridge, Massachussetts: Robert Bentley Inc.