Una selección de los mejores vídeos Montessori
Vida práctica  
Vida practica para los mayores  
La utilidad del Método Montessori aplicado a situaciones de la vida práctica.
   
Montar y desmontar máquinas:

Material:

- Un tapete.

- Una bandeja.

- Herramientas: un destornillador.

- Una maquina fácil de desmontar: en este ejemplo una maquina para moler el café.

- Un cuaderna para anotar.

- Un lápiz.

 

Presentación:

- Invitar el niño/niña.

- Nombrar las diferentes piezas y herramientas.

- Empezar a desmontar el aparato.

- Anotar todos los pasos que seguimos para poder volver a montar el aparato.

- Hablar sobre la utilidad de cada parte.

- Volver a montar la maquina.

- Devolver los materiales a su sitio.

Objetivos:

- Entender como funciona las máquinas de nuestro entorno.

- Ampliar el vocabulario.

- Desarrollar la lógica matemática.

- Trabajar la coordinación oculo manual y la fuerza de los dedos.

- Trabajar la concentración y paciencia.

- Trabajar el perfeccionismo.

- Desarrollar el gusto por la mecánica.

- Trabajar la importancia de recoger datos y apuntar los detalles.

 

Edad:

A partir de 6 años.

   
Vídeo sobre la vida práctica en Montessori:
   
   
Y en épocas anteriores, en Italia:
   
   
Clasificar con ojos cerrados:

Materiales:

- Una bandeja.

- Cuatro vasitos.

- Un bol.

- Cuatro tipos de objetos pequeños diferentes. ( cuatro o cinco de cada máximo.) : En la foto hay dos tipo de pasta diferente, lentejas y arroz.

- Una tela para cubrir los ojos.

Presentación:

- Invitar el niño/niña.

- Llevar el material a la mesa.

- Dar el vocabulario a la niña: vaso, bandeja, garbanzo etc.

- Tapar los ojos de la niña.

- Guiar la mano de la niña al bol donde están mezclados todos los objetos.

- Dejar que la niña clasifique los objetos.

- Verificar, destapando los ojos.

- Volver a mezclar los objetos.

- Devolver el material a su sitio.

Objetivos:

- Ampliar el vocabulario del niño.

- Trabajar el sentido estereognostico ( tocar y reconocer un objeto sin verlo.)

- Desarrollar la concentración.

- Preparar el niño para las matemáticas.

- Prepara la mano para la escritura

Edad:

A partir de dos años.

   
Cubitera y esponjas:

Presentación:

- Invitar el niño.

- Llevar el material a la mesa.

- Nombrar el material.

- Hacer el gesto de la pinza ( con el índice y el pulgar) encima de las esponjas.

- Coger una esponja con la pinza ( de los dedos.)

- Llevar la esponja encima de primer hueco de la cubitera. ( el más arriba a la izquierda.)

- Para un segundo.

- Poner la esponja en el hueco.

- Apretar con los dedos.

- Repetir con las demás esponjas.

- Una vez terminado, mirar al niño y sonreír.

- Quitar la primera esponja y devolverla a su recipiente.

- Hacer lo mismo con las demás esponjas.

- Devolver el material a su sitio.

- Invitar al niño a hacer la actividad.

 

Objetivos:

- Coordinación oculo-manual.

- Fuerza de los dedos.

- Vocabulario.

- Pre matemáticas ( contar los huecos, lleno, vació, faltan...)

Edad:

A partir de un año.

Nota: Se pueden reemplazar las esponjas por cualquier tipo de objetos: conchas, piñas, botones, granos de café etc.
 
.De una pinza a una ventosa.

Material:

- Una bandeja.

- Unas pinzas (para el hielo, los terrones de azúcar...)

- Una alfombra anti-deslizante con ventosas.

- Un recipiente con garbanzos o objetos que quepan en las ventosas.

Presentación:

- Llevar el material a la mesa.

- Describir el material.

- Explicar como utilizar la pinza correctamente.

- Coger un garbanzo con la pinza.

- Dejar el garbanzo en una de las ventosas.

- Repetir con los demás garbanzos.

- Poner los garbanzos otra vez en su recipiente.

- Devolver el material a su sitio

Objetivos:

- Fortalecer la mano.

- Fortalecer la coordinación oculo manual.

- Trabajar las pre-matemáticas: lleno, vacío, falta uno etc.

Edad:

A partir de dos años.

   
Pinchos y gomas:

Material:

- Una tabla con agujeros.

- Pinchitos de colores.

- Gomas de diferentes formas y colores.

- Una bandeja

Presentación:

- Llevar el material a la mesa.

- Poner los pinchitos.

- Estirar las gomas de un pincho al otro.

- Repetir la operación con más pinchos y/o más gomas.

- Quitar los pinchitos

- Quitar las gomas.

- Poner el material a su sitio.

Objetivos:

- Trabajar la coordinación aculó manual.

- Fortalecer los dedos.

- Trabajar la imaginación ( dibujar con las gomas: un tren, un coche, una casa etc.)

- Hacer geometría: hacer formas geométricas.

- Enriquecer el vocabulario: el nombre de las formas realizadas.

Edad:

A partir de dos años.

   
Abrir y cerrar botellas

Material:

- Una bandeja.
- Unas botellas pequeñas.

Presentación:

1. Invitar el niño.
2. Llevar el material a la mesa.
3. Sonreír al niño.
4. Enseñar al niño el nuevo vocabulario: “esto es una botella, esto es un tapón.”
5. Enseñar con el dedo a la primera botella.
6. Coger la primera botella y poner la delante.
7. Sonreír al niño.
8. Hacer encima del tapón el gesto que tendremos que hacer para abrir la botella. Hacerlo lo más despacito posible para dejar tiempo al niño de observar.
9. Sonreír al niño.
10. Abrir el tapón y ponerlo delante de su botella.
11. Repetir el ejercicio con las demás botellas.
12. A la tercera, podemos dejar que el niño lo pruebe el.
13. Una vez todas las botellas abiertas, sonreír al niño.
14. La primera vez que se hará el ejercicio se volverá a poner los tapones directamente encima de las botellas.
15. Más tarde se mezclaran los tapones antes de seguir la actividad.
16. Una vez mezclados los tapones, cogemos el primer tapón.
17. Lo vamos acercando a la primera botella para ver si corresponde, si vemos que no, lo acercamos a la secunda botella y así hasta encontrar la botella correspondiente al tapón.
18. Una vez cerrada la volvemos a poner a su sitio al fondo de la bandeja y procedemos de la misma manera para todas las botellas.
19. Al final devolvemos el material a su sitio.

Objetivos:

- Ser más independiente: Poder poco a poco abrir su zumo solo…
- Concentración.
- Coordinación.

 

Edad:

Lo podemos empezar a partir del año aunque realmente el niño no será capaz de abrir y cerrar la botella hasta más tarde.

Nota:

Es interesante elegir botellas de todos los tamaños, olores y colores. Poco a poco los niños podrán experimentar poniendo una botella dentro de la otra. O jugando a imitar a sus papas haciendo que bebe su zumo o se lava la cara…

   
.Mensaje de Silvia:
  Mi hijo limpia el polvo de una mesa de mi casa que está a su altura, se peina con su cepillito y con otro peina al gato y con mi peine me peina a mi.Ya identifica que los calcetines y zapatos se ponen en los pies y se los coloca encima , aunque evidentemente no se los pone claro .También hace que se cepilla los dientes con un cepillo a su medida . Sin pasta dentífica.Me pone crema en la cara .... toda la rutina matutina.Me trae los cuentos que quiere ver , son cuentos con imágenes sólo, y los recoge. También me ayuda a pasar la mopa , lo que tu dices quiere involucrarse en lo que ve en casa.
   
Otra actividad:
  Recogí conchas en la playa , con las que tenían un agujero natural y no pesaban mucho hice un móvil.Lo colgué encima de su cuna e lo identifica con su camita , incluso me lo llevo cuando vamos de viaje .Con dos conchas que tienen un tamaño medio, aptas para sus manitas, se las dejo y jugamos a hacer música de jotas , chocándolas con ritmo,esto se me ocurrió porque mi abuela lo hacía conmigo, y le encanta hasta baila y todo.
 

 

.Rallar el queso:

Material:

- Una bandeja.

- Un bol o un plato para poner el queso rayado.

- Un rallador de queso que sea seguro para los niños.

- Queso.

Presentación:

1. Lavarse las manos.
2. Llevar el material a la mesa.
3. Nombrar el material: “esto es un plato…”
4. Explicar al niño lo que vamos a hacer: “vamos a rallar este queso. Vamos a hacer que este trozo se haga más pequeño…”
5. Enseñar como funciona el rallador de queso sin queso.
6. Dejar que lo pruebe el niño. Todavía sin queso (hacer girar la manivela).
7. Poner el queso dentro.
8. Muy despacito rallar el queso.
9. Observar como se cae en el plato.
10. Dejar que el niño lo pruebe.
11. Comer el queso.
12. Limpiar el plato y el rallador.
13. Devolver el material a su sitio.

Autocorrección: El queso no se ralla.

Objetivos:

- Trabajar el sentido de independencia.
- Desarrollar el gusto.
- Trabajar el sentido del olor.
- Trabajar el tacto: el queso es suave.
- Trabajar la vista: ¿De que color es el queso?
- Trabajar la psicomotricidad de la mano y la coordinación.
- Trabajar la pinza para escribir: A pinchar cada viruta de queso rallado.
- Incrementar el vocabulario: Huele bien/mal, el queso, el rallador etc.

Edad: A partir de 2 años.

   
Trabajar con la pinza:

Material:

- Una bandeja.

- Un bol con tantos garbanzos como hay de huecos en la caja de bombones.

- El envase de plástico de los bombones.

- Una pinza.

Demostración:

1. Invitar al niño.
2. Llevar el material a la mesa.
3. Enseñar al niño como se utiliza la pinza.
4. Dejar que el niño prueba abrir y cerrar la pinza.
5. Con el dedo enseñar los garbanzos.
6. Poner la pinza encima del bol de los garbanzos.
7. Parar un segundo.
8. Mirar al niño y sonreírle.
9. Coger despacito un garbanzo con la pinza.
10. Llevarlo despacito encima de la caja de los bombones.
11. Con la otra mano, poner el índice encima del hueco más arriba a la izquierda.
12. Poner despacito el garbanzo en el hueco.
13. Sonreír al niño.
14. Repetir la operación con los demás garbanzos.
15. Hacer el ejercicio al revés: coger los garbanzos de los huecos y ponerlos en el bol.
16. Devolver el material a su sitio.
17. Preguntar al niño si quiere hacerlo.

Autocorrección:

- Si quedan garbanzos en el bol.
- Si quedan huecos libres en la caja.

Objetivos:

- Desarrollar: La concentración, la fuerza de los dedos, la coordinación y el sentido del orden: si se cae uno lo recogemos.

Edad: A partir de 1 año y medio.

Nota:

Si los niños son muy pequeños, no poner la pinza. Que pongan los garbanzos en los huecos con sus dedos primero, luego con la cuchara y al final con la pinza. ( la de la foto es muy difícil, coger una más pequeña, más sólida y con las finalidades más gruesas.

 

Otra opción:

- Poner en cada hueco un gomet de color.
- Cambiar los garbanzos por perlas de colores.
- Los niños deben identificar y emparejar la perla con el gomet del mismo color y así trabajan también su sentido visual.

 
   
La importancia de la vida práctica:

Movimientos elementales:

“las manos son los instrumentos del cerebro.” Por tanto, lo primero que tenemos que hacer es desarrollar al máximo las habilidades manipulativas de los niños. El niño aprende a controlar sus movimientos, a coordinar todo su cuerpo, a focalizar su atención y, a través de la repetición, perfecciona poco a poco sus dedos hasta llegar a poder ejecutar ejercicios precisos.

Ejemplos de ejercicios:

- Llevar una silla de un sitio al otro.
- Abrir y cerrar una puerta.
- Abrir y cerrar botellas.
- Poner objetos de un recipiente a otro, etc.

   

Cuidar de sí mismo:

Con estos ejercicios, el niño aprenderá a conocer mejor su cuerpo. También se hará más independiente. Así desarrollará su autoestima porque ya no necesitara tanto la ayuda del adulto. Pero también aprenderá a responder a las necesidades de su cuerpo y a actuar en sociedad.

Ejemplos:


- Sonarse

- Lavarse las manos

- Usar el cuarto de baño etc.

   

Cuidar del entorno:

Esto significa, primero, tener cuidado de sus cosas pero también de todo lo que nos rodea. Tendrá que tomar responsabilidades que le ayudaran a descubrir y apreciar su entorno.

Ejemplos:

- Doblar y guardar su ropa, abrochar y desabrochar los botones de su chaqueta.
- Limpiar los platos.
- Vaciar la papelera.
- Quitar el polvo
- Regar las plantas.
- Dar de comer a los animales etc.

   

Socialización:

Tiene que aprender las leyes básicas de la sociedad. Cómo actuar en un grupo. Cómo ser bien educado.
Así aprenderá que si respeta las normas de la sociedad, la sociedad lo respetará.

Ejemplos:

- Saber decir hola, adiós, gracias etc.
- Saber dar la mano.
- Saber preguntar por algo.
- Saber llamar a una puerta.
- Esperar su turno. Ayudar a alguien etc.

   
.Las pinzas:
Ejercicio: Abrir y cerrar pinzas de la ropa.  

Material:

- Una caja o un recipiente con pinzas dentro.

- Las pinzas deben de ser lo bastante anchas y blandas. (Las de madera son demasiado pequeñas y duras)

Demostración:

Las pinzas estarán colocadas dentro del recipiente.

1. Invitar el niño.
2. Llevar las pinzas a la mesa.
3. Colocarse al lado del niño.
4. Escoger una pinza.
5. Tumbarla delante del niño.
6. Sonreír al niño.
7. Hacer en el aire, encima de la pinza, el gesto que vamos a hacer para abrir la pinza.
8. Sonreír al niño.
9. Despacito con el índice, enseñar las partes de la pinza que vamos a tocar, pero sin decir nada.
10. Abrir y cerrar la pinza muy despacito para que el niño se fije bien en lo que hacemos. Repetir dos o tres veces.
11. Con el índice, enseñar el borde del recipiente.
12. Muy despacito, y con la pinza abierta, colocar la pinza en el borde del recipiente.
13. Sonreír al niño e invitarle a coger una pinza.

Edad:

A partir de 1 año y medio, dependiendo de las pinzas. A principios de los 2 años, suelen hacerlo bastante bien.

Muchos niños que no tienen la fuerza necesaria en la mano, ponen las pinzas al revés en el borde del recipiente. Y verán sus errores viendo que la pinza que ha puesto la maestra no se cae pero que la suya sí. Más adelante, muchos de ellos hacen torres con las pinzas.
Así trabajamos, una vez más, la motricidad fina, y la coordinación.

   
Pasar objetos de un bol a otro:
Un ejemplo perfecto de material de la vida práctica: Pasar objetos de un bol a otro.

 

Una bandeja (de plástico o madera mejor si los niños son muy pequeños) y con asas para cogerla todavía mejor. Esta bandeja tiene que ser de un color neutro ( para que el niño se concentre en lo que queremos enseñarle y no en los posibles dibujos de la bandeja)

Dos bols: De nuevo si son de plástico mejor porque al principio se cae bastante y no queremos que el niño se haga daño.

Pasta, arroz, garbanzos, café etc... es lo que ponemos dentro del bol. Mi consejo es empezar con algo bastante grande como las pastas que son más fáciles de coger, para luego ir a cosas más pequeñas como el café que además huele bien.

Y para más tarde, una cuchara o una pinza (tipo pinza para pastas)

PS: Pondremos todas las pastas en el bol de la izquierda. Os recuerdo que en el método todo se hace de izquierda a derecha y de arriba a abajo porque es así como leemos.

Demostración:

1. invitar el niño.
2. coger la bandeja y llevarla a la mesa.
3. ponerse a la derecha del niño.
4. sonreír al niño.
5. poner el pulgar y el índice encima (no dentro) del bol que contiene las pastas.
6. enseñar despacito como se hace la pinza con estos dos dedos "en el aire"
7. coger 1 pasta, levantarla despacito del bol. Sonreír al niño.
8. llevar la pasta encima del otro bol. Parar medio segundo. Sonreír al niño.
9. dejar caer la pasta. Esta hará un ruido bastante atractivo para el alumno.
10. repetir la actividad hasta que no haya más pasta en bol.
11. cambiar los bols para que de nuevo, el bol lleno esté a la izquierda.
12. invitar al niño a hacer la actividad.

Más tarde:

Se puede hacer la misma cosa con una cuchara o una pinza.

Por qué lo hacemos:

Concentración: Para pasar todas las pastas una por una de un bol a otro y repetir la actividad hace falta buena concentración.

Coordinación: Entre los ojos y los dedos para coger la pasta.

Motricidad fina: los dedos que nos sirven más tarde para escribir.

Sentido del orden: Si se cae una pasta fuera del bol la recogemos.

Edad:

Yo lo estoy haciendo con niños de 1 año. Pero por supuesto tengo que estar siempre al lado para que no se lo pongan a la boca.

Al principio, cogen una pasta a la vez. Poco a poco cogen todo un montón así trabajan todos los músculos de la mano. También ponen un bol dentro del otro etc.